Un arma secreta para challas plumavit

51 donde fuera y ellos eligieron Pimiento. Ellos tenían mucho capital y podían acaecer estimado cualquier parte, pero eligieron Chile. Cuando llegaron a Santiago, en el hotel preguntaron por la playa más cercana. Cartagena, les dijeron, así que se pasearon por todas las playas del Casa de baños y, a la Envés, justo cuando pasaban por la entrada de Melipilla, quedaron en pana en Vicuña Mackenna con Ortúzar. El chofer dijo aquí vamos a tener que ver si algún nos puede ayudar. Mi ascendiente dijo está aceptablemente, mientras usted lo arregla, vamos a entrar y seguro que habrá una plaza. Caminaron toda la entrada y encontraron la plaza, que Cuadro un sitio eriazo, pobre, un tierral. Manuel dijo me gusta este pueblo, qué te parece que cuando volvamos a España hagamos una adquisición y poco hacemos en este pueblo, por lo menos ponemos una casa comercial, porque no había ni siquiera un despacho. Y ahí compraron todo el frente de la plaza. Triunfadorí comenzó una Cuadro en Melipilla, donde los De la Presa fueron activos miembros de la comunidad en el comercio, la política, los deportes, el teatro y la inmigración, al provocar una oleada de ciudadanos españoles a quienes trajeron a trabajar en los negocios que formarían en Melipilla. Las familias Suárez, Ríquez, Villar, García, entre otras, se asentarían a partir del accidente de los De la Presa. A más de cinco décadas de ese aproximación con una plaza baldía, los De la Presa decidieron solucionar los problemas de las autoridades de una buena tiempo y construir un teatro en el costado oriente de la Plaza de Armas. Lo hicieron en medio de la calle Serrano y frente a la estatua del marino melipillano. Un teatro?, se preguntaba la comunidad, invadida por la sorpresa y la excentricidad.

19 Manual de uso y mantención del propietario del sección / Concepto Design La Dehesa de las cerámicas y mantenga un stock para eventuales cambios de palmetas que deba realizar. En el caso de corresponder un requerimiento futuro Internamente del plazo de garantía del proveedor por desperfectos de factoría, se contactará a la empresa que corresponda a través del Departamento de Post Liquidación. Existe la posibilidad que el producto instalado se encuentre descontinuado o tenga diferencias de tono por ser de distintas partidas, situación en que se acertará la mejor alternativa de reparación posible al propietario sin incurrir en cambio completo del circuito o punto. En el caso que se deba incurrir en reemplazos de palmetas por fisuras de retracción o sonido hueco de la superficie de cada Dispositivo siempre que presenten rebelión, el propietario se compromete a aceptar la alternativa similar ofrecida por el fabricante. Específico precaución hay que tener al perforar una cerámica o porcelanato ya que puede trizarse, romperse o desprenderse y afectar de igual forma a palmetas contiguas. La Empresa Constructora se hace responsable de las observaciones hechas en las cerámicas al momento de la entrega. Luego de este proceso, es responsabilidad del propietario el correcto mantenimiento de ellas y no se acogerán a respaldo piquetes, trizaduras o saltaduras informadas a posteriori de la entrega. 2. DESCRIPCIÓN DEL Sección A continuación presentaremos las principales características de los medios de terminaciones que conforman su propiedad.

68 La primera hado del radioteatro en hacerse presente en la ciudad de los cuatro diablos fue Luchita Botto. Estandarte del apartado en Valparaíso, extendió luego su trabajo a Santiago y de ahí al resto del país. En función de peculiar y Incertidumbre del 13 de octubre de 1946, presentó El infinito perdón, innovador de Arturo Moya Grau 179, otra figura del radioteatro y que igualmente Cuadro su consorte. La crítica de El Labrador fue tan lapidaria como interesante, pues ponía en evidencia la ojeada sobre el arte de un sector importante de la sociedad local. Ay, delante ciertos absurdos no sabemos, a veces, qué cuadra más: si una lástima infinita, un estallido de indignación o una franca carcajada. Si Moya Grau, fuese un dramaturgo que poseyera luego todos los fortuna de la composición y lograra emplearlos con oportunidad, diríamos que esa parte de la obra le resultaba muy esforzado. Triunfadorí lo sintió el sabido, que luego de haber aplaudido a los actores al principio de la obra, se mostró frío y frustrado. No podía ocurrir otra cosa delante aquel contrasentido inaudito, ese término escandaloso del drama de Moya Grau, tan desconocedor a los principios en que pretendió basar la obra y tan lejos de los objetivos educadores que debe tener toda composición teatral, si desea guatar una finalidad estética y contribuir, indirectamente, al mejoramiento de la sociedad 180. A pesar del duro proceso, la compañía de Luchita Botto y Moya Grau volvería en 1948 con El Noveno Mandamiento 179 No es baladí la comparación entre el radioteatro y las telenovelas, lo que se comprueba en que Arturo Moya Grau, figura central de los radioteatros se convirtió en el principal guionista y director de teleseries en los primaveras setenta y ochenta.

Con tal talento y sin teatro en Melipilla, Massoud no demoró mucho en mirar con agrado el negocio del espectáculo, aunque para esto le faltaba un empujón. Fui yo quien le metió la idea en la cabeza que tomara el Teatro Serrano, le decía que lo tomara para que hiciéramos eventos, rememora Roberto Sagredo. Massoud anotó la sugerencia e inició su camino en el mundo del espectáculo, aunque no en el Teatro Serrano, aún cerrado por reparaciones. Lo haría en un cloruro sódicoón de la Escuela Parroquial, ubicada en el costado oriente de la Plaza de Armas, en pleno eje de la vida urbana melipillana. Se trataba de una sala pequeña, pero confortable y sus películas son dignas de aplauso. Un ejemplo particular que denota renovación 203, en opinión del boletín El Influjo. Imparcialmente, desde esas crónicas, apuntaron directamente al municipio por el cesión del Serrano, cuyas obras de remodelación eran lentas y precarias. No sólo se criticaba que le destinaran 15 millones de pesos para los trabajos, cuando lo ideal eran 28, sino que denunciaban el desnivel de un trabajador que en 1962 cayó desde 15 metros, debiendo ser trasladado en estado bajo a un centro asistencial en Santiago. Ese es el saldo más o menos del gran pantalla o teatro municipal en ruinas, denunciaba el boletín que sucedió al extinto La País. Que haremos los 40 mil habitantes de la comuna para ver películas? 204, se preguntaba. 202 El Labrador, 24 de septiembre de El Eco, 31 de diciembre de El Influencia, 31 de diciembre de

Al terminar las palabras, vino el turno del alcalde Ramón Valdivieso. En su discurso agradeció al presidente Arturo Alessandri por restituir el mismo 11 de octubre el título de Colchoneta del Sección de Melipilla a la ciudad de los cuatro diablos. Del teatro se refirió como hito de una reacción oportuna para iniciar una Bancal de resurgimiento y progreso, habida cuenta que en el 191 aniversario la ciudad Bancal para su principal autoridad un pueblo donde su progreso, sus industrias, sus actividades en general, no están a la categoría de otras ciudades más jóvenes, modelos de belleza, Civilización y sociabilidad 146. Y como no era de desterrar en Melipilla, hubo incluso esa Indeterminación palabras referidas al Día de la Raza, proclamadas por el mediador de trivio Particular, Manuel Victoriano. Tras su intervención, la luz se fue, los aplausos se acallaron y el telón se abrió para alcanzar paso a la segunda parte de La Pasión de Francois, una de las cuatro obras que la compañía de comedias, sainetes y variedades que Enrique Barrenechea, su director, presentó en la asiento. Fue la primera pieza teatral en las tablas del recién inaugurado teatro. Adyacente con La Pasión de Francois, el Serrano alojó en pocos díFigura la comedia Mocosita, de Armando Moock; Malditas sean las mujeres, de López Meneses; y La Prueba, de Víctor Domingo Silva, funciones que la compañía de comedias dirigida por el actor Orlando Castillo llevaba a escena, con números musicales previos que contemplaban a Los Huasos del Romeral, las Hermanas Cobo y el violinista Nibaldo Soto. 145 El Labrador, 13 de octubre de El Labrador, 13 de octubre de

140 Considerando estas definiciones, y del estudio histórico de un siglo de teatros en Melipilla, se observa que los primeros desencuentros en la comunidad unívoca existente, Internamente del espacio social del teatro, se da con una particular manifestación del clivaje 299 clerical/anticlerical 300 en la ciudad. Esto se observa, en toda su magnitud, durante 1921 en la época del Teatro Colón bajo la Despacho de Juan Vizcaya, en que éste se enfrentó al sacerdote Ramón Merino a propósito de la cinta El Triunfo de Beldad, la cual incluía desnudos y que el cura párroco quería prohibir a toda costa que se proyectasen. Triunfadorí, luego, se sucederían otros hechos similares en que se confrontarían las cosmovisiones católicas ultramontanas frente a otras más bien liberales, aunque claro, estas disputas se daban casi exclusivamente al nivel mismo de la élite. Un segundo tipo de desencuentro ocurre con la manifestación de la cuestión social 301 en los teatros. Esto sucedió de diversas maneras, pero sea como la separación que implementó el Teatro Apolo entre platea y Sala alrededor de 1911, como con la separación aunque consagrada que tenía el Serrano entre platea y paraíso, un espacio para los más pudientes el primero, y el otro para los estratos bajos, adecuado a sus menores precios y 299 Los clivajes o cleavages es un término utilizado para dar cuenta de las fracturas en el seno de una determinada comunidad, las que se pueden manifestar en diversos ámbitos sociales de algún país o región. Como argumentan Lipset y Rokkan, estas fracturas sociales se representan en la arena política con la formación de partidos, por ejemplo, los nacidos de la examen clerical/anticlerical (Al respecto: Lipset, S. M. & Rokkan, S., Cleavage Structures, Party Systems, and Voter Alignments en. Lipset, S. M. (ed.), Consensus and Conflict: Essays in Political Sociology, New Brunswick, Transaction Books, 1985). A nuestro pleito, estos clivajes incluso pueden desarrollarse en el ámbito de las artes, Vencedorí como en el espacio social de los teatros.

98 el resto del tiempo se dedicaban a reír, editar chistes, zapatear cuando vinieran los jinetes en sus caballos, engullir, Absorber, desprenderse de guisa sonora de sus gases intestinales, que caían sobre los de platea en momentos de mutismo. A eso de las 18 horas la función llegaba a su fin, Jorge y sus amigos bajaban de la Exposición, las micros con destino a Popeta, Culiprán, María Pinto y tantos lugares se llenaban para volver en una semana. Ají y México tenían en Melipilla la confirmación de una relación de dilatado aprecioío musical y fílmico. El Palace fue refrendador de festivales musicales donde la música ranchera marcaba una presencia arrolladora. Con este fanatismo, no fue raro que el conocido se agolpara ante la aparición del cantante Demetrio González, un español arraigado de muy Irreflexivo en México que para agosto de 1969, data de entrar aqui su comportamiento, había participado en 32 filmes y Cuadro considerado uno de los más grandes cantantes de la música azteca con su voz de barítono. Unida a su simpatía va esa maravillosa voz que hacía mucho tiempo que no deleitaba a los oídos de la Parentela estricto. Para enero se anuncia la visita de Libertad Lamarque 223, publicaba El Labrador, en el refleja de una marcha inolvidable y el anuncio de lo que sería una de las noches más iluminadas para la pequeña asiento metropolitana. El Súper Show 007 La música de la Nueva Onda también Cuadro un objeto de culto, llevado al paroxismo en las presentaciones de artistas tan idolatrados como José Alfredo Pollo Fuentes, Cecilia, Buddy Ri- 223 El Labrador, 6 de agosto de chard y tantos otros. La cantidad de cantantes nacionales Bancal alta y el mercado lo llevaba bien en un espacio donde asimismo cabían intérpretes extranjeros, que en variadas oportunidades venían a Pimiento, en el caso de los hispanohablantes.

Los rociadores pueden tener entre 1 y varias funciones. Estos tipos de salida del agua pueden ser muy diversos: tipo spray, tipo lluvia, tipo cascada, etc…

Cerca de destacar que colaboran a aumentar la humedad interior los vapores de agua generados por la cocción de alimentos, baños y sistemas de calefacción a combustión abierta Interiormente del inmueble, situación que requiere, igualmente, de una constante ventilación para mantenerlos bajo control. 4 CUIDADO Y MANTENCION DE LA VIVIENDA.- Del cuidado y mantención del unidad depende la vida útil de éste. La intención del Manual es darle un cabal conocimiento de las instalaciones, materiales y equipos utilizados en la construcción de los departamentos. También le entregamos una detallada Conductor para realizar revisiones, mantenciones preventivas y reparaciones de cada componente importante de su vivienda. Indicaremos recomendaciones e instrucciones de operación y uso, con el fin de no deteriorar la vivienda y mantenerla siempre en buen estado. En caso que necesite comprar materiales para la mantención del unidad, se recomienda comprar productos de marcas utilizadas en la construcción del edificio, que se detallan más adelante o sus similares recomendados.

Junto a reseñar que dicho escalafón era el último de la letanía en cuanto a comodidad, vencimiento de las cintas y suministro. Al aludido patrón esto no le importaría en demasía. Por esos mismos díFigura ya construía un edificio para la radioemisora Ignacio Serrano y para lo que se anunciaba como un nuevo teatro. El edificio constaba de tres pisos, alojando una sala con mil butacas para la platea, 300 aposentaduríVencedor en Salón, camarines, cloruro sódicoón de té, estudios de compacto, oficinas, máquinas de proyección de última concepción, todo bajo la conducción de la arquitecto María Cristina Schnordt, el constructor Sergio Torrealba, el ingeniero calculista Enrique Muñoz y la mano de obra de 32 obreros. Una ocasión llegado octubre de 1968, el nuevo séptimo arte-teatro comenzaría a desplazar al Serrano velozmente, repitiendo la historia entre el Serrano y el Esmeralda, aunque esta ocasión con más complejidades. Octubre, el mismo mes que había trillado emanar al Serrano en 1933 atinaría el vamos a la decadencia de la ensueño de los De la Presa. El Congregación folklórico Los de Ramón durante mayo y, meses a posteriori, el Primer Evento Estudiantil de 1968, que en cuatro fines de semana reunía a colegios de la zona, fueron los últimos espectáculos que vieron prender sus luces durante un buen tiempo. Massoud se mudaba a la calle Ortúzar, entre Manso y Riquelme, en torno a el sur de la Plaza de Armas de la ciudad. Allí inauguraría el Cinematógrafo Palace, pero sin dejar el Serrano así como así. 215 El Labrador, 20 de marzo de

7 Se debe conocer muy correctamente la exacta ubicación y funcionamiento de llaves de paso de agua, vaho y tableros generales de electricidad, de modo que cuando se produzca un problema relacionado con alguna de las instalaciones se sepa cómo desempeñarse. Es imprescindible instruir de esto a todos los ocupantes del unidad y edificio. Como medida praxis, siempre es conveniente apoyar un duplicado de cada una de las llaves de la casa en un sitio visible. El cuidado y la mantención de su sección dependen de usted, y para preservarlo en buen estado, debe ser mantenido. Cuando se produzcan fallas, no espere y resuélvala de inmediato para Ganadorí evitar problemas mayores. Este manual Por otra parte, contiene historial de utensilios tales como tabiques, impermeabilizaciones, grifería, etc. Incluyéndose en algunos de ellos su descripción, recomendaciones y mantención de las mismas. Este manual es válido en Caudillo para cada individualidad de los Departamentos y espacios comunes del edificio. 2 DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL PROPIETARIO Derechos del Propietario.

Precauciones: No debe ejecutar perforaciones en pisos, cielos o muros, no obstante que podrían producir daños o roturas en la Nasa. No efectuar modificaciones de tabiques que contengan elementos correspondientes a la instalación de agua, sin consultar con el proyectista de la Inmobiliaria y/o Agencia. Cualquier modificación deberá ser ejecutada por personal competente por la SISS, ya que cualquier problema de filtración causará daños en el unidad afectado y en los demás que se encuentran debajo de éste. La empresa constructora se reserva el derecho a efectuar los cobros correspondientes por los gastos efectuados por reparaciones cuya causa se debe a cualquier intervención no autorizada, en el caso que sea requerida su presencia. La Delegación del edificio deberá sustentar un acuerdo de mantención con el instalador, o con cualquier empresa autorizada por éste. Este requisito es indispensable para la vigencia de las garantíTriunfador de su departamento o de las áreas comunes. No forzar las llaves de paso, tanto en la comprensión o en el cerradura de éstas, luego que se podrían estropear las gomas y producir goteras.

Los panoramas no eran muchos. Estaba el paseo a la época de trenes, ir a pasear a Huilco y el teatro. Después yo hacía mucho la cimarra, tenía 12 primaveras y me iba con mis amigas al cinema, y como mi papá tenía un pase naranjo para entrar con una compañía, me empecé a ir con mis amigas. Veía mexicanas, lo que fuera, la cuestión es que no quería ir al colegio. Un día estoy sentada, tomándome un helado y alguien me acento y me dice que está rico el helado. Era mi hermano chico, que igualmente andaba cimarreando, ahí me extorsionó para compartir la polímero, aunque como el guardameta sin embargo nos conocía, nos dejaba entrar igual. La inicial fue una de las anécdotas de esas jornadas donde se dio cuenta que su padre, en oportunidad de irse a almorzar, prefería descansar durmiendo en el Teatro. Una tiempo me senté, miré para el ala y estaba mi papá con su sombrero verde y la edredón de castilla, durmiendo la siesta. Me parejoé rápidamente más asustada que ocho y me fui!, recuerda una de las hijas de la primera autoridad Circunscrito, quien rememora como individuo de los castigos de su infancia la imposibilidad de ir al séptimo arte durante un mes. En 1969, la ciudad aguardaba la construcción de un estadio polideportivo techado en el sector sur de la ciudad que sufriría el nombre del alcalde Alberto González, se abogaba por la restitución de la Biblioteca Municipal y la existencia de un museo. Por otro lado, la ciudad veía nacer organizaciones socioculturales como el Ateneo El Llano, el Asociación Pimiento, y también atestiguaba el crecimiento de la JUM (Juventud Unida de Melipilla), el mismo Academia de la ciudad, el Conjunto Melipilla Canta, el Rotary Club, el Centro Tierno Cultural Puangue, el Club de

136 Como complemento perverso, la comuna nunca tuvo una política cultural en todo el siglo XX, que asentara en sus espacios teatrales un quehacer coordinado desde el uso y la apreciación artística cultural destinada a contribuir a la creación, al aumento del haber social y al bienestar de la población, entre otros aspectos 292. El único requisito a los administradores fue complementar esporádicamente el negocio con ciertos usos por parte del municipio u otra organización para realizar espectáculos benéficos o la realización de actividades vinculadas con fiestas locales. El hecho de que el Teatro Serrano fuera cerrado a fines de los setentas deje de cómo fueron concebidos estos espacios: si no genera caudal, no sirve. b. Apropiación ciudadana En Melipilla, la relación entre el teatro y la población fue la de espectáculo-espectador y, como se mencionó más arriba, el acento estuvo puesto en los réditos económicos que el teatro generaba para sus dueños y administradores. Por lo tanto, la actividad artística melipillana no propició la relación centro cultural-ciudadanía cultural, o correctamente espacio para las artes-expansión de agrupaciones locales. En consecuencia, no existió Artes, también de la propia Municipalidad de Santiago, de las municipalidades de Las Condes, Vitacura y Providencia y de la empresa privada. 292 El estudio de la relación entre el renta social y el consumo cultural ha sido analizada por diversos autores. Por ejemplo, un estudio que entiende al capital social como determinante del consumo cultural es: Ateca, Triunfo, El renta humano como determinante del consumo cultural en Estudios de Patrimonio Aplicada, Vol. 27, Núm. 1, 2009, pp En cambio, un repaso sobre los estudios que entienden que el arte y la cultura tiene un impacto en las comunidades, se encuentra en: Guetzkow, Joshua, How the Arts Impact Communities: An introduction to the literature on arts impact studies en Working Paper Series, 20, Center for Arts and Cultural Policies Studies, Princeton University, una persuasivo participación artística de la ciudadanía en la ordenamiento, promoción y desarrollo de alguna disciplina, o incluso en su misma Despacho, que permitiera una efectiva apropiación significativa de dichos espacios sociales 293.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *