Fascinación Acerca de challas por mayor

A fin de minimizar los bienes de la condensación le recomendamos: - Al ducharse y al cocinar se mantengan cerradas las puertas de recintos como baños y cocinas respectivamente, y que se abran las ventanas de los baños y cocinas para permitir la salida de vapores. En caso de no contar con ventanas se deben encender los extractores de flato dispuestos para este objetivo. - Velar por el correcto funcionamiento del extractor de meteorismo de los baños tipo mediterráneos. - Secar con un paño la humedad de ventanas y muros todas las veces que sea necesario. - Se debe ventilar constantemente el sección produciendo corrientes de flato, acartonarse con un paño la humedad en ventanas y muros, ventilar los closet. Cala las cortinas de parejo en parejo en forma diaria al momento de ventilar. - No riegue en exceso plantas interiores. - No seque ropa al interior del departamento. El vapor de agua que genera esta mala praxis es tan copioso que puede suscitar más daño que cualquiera medida de mitigación que Usted realice en función de aminorar la condensación interior. - En invierno no apegar los muebles (camas principalmente) a los muros que son frente. - Se deben nutrir limpios los botaguas de las ventanas, cubo que es por donde se evacua en torno a el extranjero el agua acumulada por la condensación en las ventanas. - Una zona donde es frecuente que se produzca condensación es en las bodegas de la zona de subterráneos, de allí la necesidad de airearlas y revisarlas frecuentemente.

82 leguas de delirio submarino, con James Mason y Kirk Douglas; La Maldición de Frankestein, con Yolanda Varela y Ernesto Alonso; Gigante y su reparto de estrellas reunidas en torno a James Dean, Elizabeth Taylor y Rock Hudson; Anita Ekberg en Regreso de la Cielo ; Marilyn Monroe y Sir Lawrence Olivier en El Príncipe y la Corista ; o John Wayne en Más Corazón que Odio, hacían del Teatro Serrano la símbolo de la diversión, una proposición que provocaba ciertamente emociones en la concurrencia y que por su bajo precio servía todavía de escondite, rincón de los enamorados y dormitorio, Adentro de variados usos poco ortodoxos. En este contexto, Manuel Orilla en su rol de encargado de la galería, y recordando cómo Cuadro la vida en esos tiempos, debía cumplir muchas veces el papel del malo de la película: A la Sala llegaban gallos curados y se ponían a pelear con la Parentela, a veces tiraban escupos y eso no era permitido. Eso era popular, a nosotros los pelusones nos tenían mala porque decían que éramos porteros malos que no los dejábamos entrar. Una oportunidad me tiraron un manzanazo de la Museo de en lo alto en torno a debajo, se hizo tirita la manzana, si la galería Cuadro alta. Yo los sacaba con Carabineros para afuera en la mitad de la película. Si había boche subía con la linterna y con el paco al lado. Los pacos de ayer eran malos, no como los de ahora. Había individualidad que era el paco Marín, no tenía ausencia que ver con monos. Estaba el cabo Beltrán incluso, puta que Bancal malo. Le pegaban las mansas pataditas a los huevones, les sacaba hasta la raíz y se los llevaban por el medio de la plaza hasta la comisaría. Andaba harto curado antaño, igual que ahora, pero antaño Cuadro mejor la vida para el melipillano, antaño había un puro gallo que le hacía al cogoteo.

111 Y por esa misma senda pretendía seguir el patrón, que tuvo una oportunidad de riqueza en el verano de 1974, cuando corrió el rumor de que un cantante gachupin de nombre Camilo Sesto, ídolo de masas en España y Latinoamérica, llegaría al Cinematógrafo Palace. Era su primera viaje por Sudamérica y el gran éxito en el Festival de Viña del Mar lo convertía en la hado del momento. Luego de su paso por la Casa de campo Vergara, Luis Hernández, un colaborador del músico y productor Óscar Arriagada, hizo el contacto para girar con el creador del 007. Una de las escalas sería la pequeña ciudad de Melipilla. El anuncio se hizo con poca anticipación, pero no era necesario. El cantautor de Quieres ser mi aficionado? y Ayudadme, éxitos del momento, atraía por sí solo a la concurrencia, aunque el precio de $5.000 pesos que costaría la entrada aquel lunes 11 de noviembre de 1974 Bancal positivamente exorbitante en aquellos momentos. Un día antiguamente, el informe El Labrador llevaba en portada una foto del hispano con una frase supuestamente acuñada por él. Si me caso con chilena, me bajo a vivir en Pimiento. Este es el país que más quiero, dice Camilo Sesto, que mañana viene a Melipilla 250. La adulación a las féminas de la tierra anfitriona Cuadro un sello que brindaba resultados, por más que Sesto no necesitara emitirlas, porque sin aquellas palabras de por medio, el tránsito de la ciudad igualmente hubiera conveniente ser cortado, como lo fue ese lunes primaveral. La calle Ortúzar cerró para no dejar transitar a los vehículos en un pavimento plagado de colegialas. El pueblo hecho mujer copaba de vereda a vereda el sector en cientos de melenas conmovidas ante la inminencia del arribo 250 El Labrador, 10 de noviembre de del cantante.

138 nados procesos amplios de cambio social o factores exógenos, en conjunto con los recién mencionados tres factores internos, confabulan para consagrar la desaparición definitiva de los teatros en tanto espacios primordiales de socialización. Y éstos amplios procesos de cambio social a los que se hace relato son dos: la dictadura marcial comenzada en 1973 y el ampliación tecnológico de otros soportes de apreciación artística. a. Dictadura militar y modelo crematístico El asalto de estado de 1973 y la dictadura que le procedió es más que un hito político. Es asimismo un engendro social y cultural que condiciona diversos aspectos de la vida de Melipilla. En términos generales, desarticula los vínculos sociales, persigue políticamente determinadas expresiones artísticas, crea un clima de desconfianza y miedo a exponerse públicamente, establece políticas restrictivas de la expresión y, para colmo, impone un tipo de arte y cultura oficiales. Triunfadorí y todo, en Melipilla se pudo observar que durante los primeros años de la dictadura hubo una gran cantidad de actividades artísticas, aunque con cada ocasión pequeño Billete de la ciudadanía. Y claro, si los shows de alto nivel eran en su mayoría espectáculos venidos desde fuera. Campeóní es como se deja notar un primer aspecto del declive de la actividad social en torno a los teatros. En los abriles ochenta se vuelve más oscura la situación para los teatros melipillanos y la actividad en torno a estos cae de guisa considerable, facilitado en gran medida por el terremoto de Por otro ala, el arte y la Civilización oficial eran promocionados desde los ápices jerárquicos de la dictadura, los cuales eran diametralmente diferentes a los espectáculos que florecían durante los sesentas.

7 Chunchos La palabra Chuncho en Aymara denomina al nativo de la selva. Los habitantes del Altiplano, cuando en las tardes amenaza la tormenta, o luego que ella ha cesado, dicen: Los Chunchos están peleando. Ellos manifiestan la creencia que la zona oriental del Altiplano, es sostener, la zona selvática, está habitada por Chunchos, quienes viven en constante lucha unos con otros, lo cual tiene su origen en los manglares tropicales de la Amazonía Americana, habitados por tribus nómades que viven o vivieron en lucha frecuente.

44 teatral de la comuna, acertaría a la ciudad un privilegiado heredero con los abriles. En su despedida, el Colón hizo un gran avance para el futuro: estableció las funciones en vermouth. Eso sí, poco emplearía el éxito de esta idea tardía que, de haber venido antes, quizás hubiera impresionado otro destino para su existencia. Quien la aprovecharía sería el Teatro Esmeralda, en la época dorada del cinematógrafo mudo y los inicios del séptimo arte hablado. Las estrellas mudas del Teatro Esmeralda Con el antecedente del Colón, la pregunta por si podía tener éxito un teatro en Melipilla la respondió la familia Werchez, quienes no sólo pensaron que sí Bancal posible, sino que tuvieron la osadía de instalarse en Serrano 354, entre las calles Vargas y Ugalde, a pocos metros de la Plaza de Armas. La envite les resultaría exitosa, porque desde la transigencia de sus puertas a fines de 1925 cosecharon más éxito que su predecesor en colchoneta a una nutrida cartelera fílmica, ocasionales presentaciones teatrales, fiestas comunales y el arriendo del espacio para cuanto beneficio se realizara en algunas de las variadas deposición que presentaba la comunidad. Y el emplazamiento céntrico de calle Serrano Bancal inmejorable. Era una vía donde se mezclaban viviendas residenciales, casas sin cierre perimetral, negocios, almacenes, cuadras de tierra y otras empedradas, bares, espacios para circo y el aristocrático Lawn Tennis Club, entre las calles San Miguel y Barrales. Era 1925, el año de la aprobación de la nueva Constitución de la República que separaba la Iglesia del Estado, y de la mayor producción de películas chilenas en su historia, con 16 largometrajes 129 que incluían El Húsar de la Muerte, la primera gran cinta nacional.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Siquiera se debe olvidar el hacedor temporal, cuando se acaba el día, los feriantes ya quieren partir a sus hogares a descansar y los productos de la feria son en su gran mayoría perecibles, de este modo hay que deshacerse rápido de ellos. Durante la dictadura militar, en Melipilla se produjo un estropicio evidente de los vínculos sociales, en que unos se transformaron en perseguidores y verdugos, mientras otros en perseguidos y víctimas. Y este hecho se potenció aún más con el decaimiento de la actividad social en torno al teatro durante la período de Los melipillanos y melipillanas ya no tenían aquel lugar para reencontrarse y donde arreglar sus lazos y relaciones. En esta situación, los espacios de socialización que emergen y se fomentan desde el gobierno Particular, durante 1990, se basan en la aparición de espectáculos masivos y festivos, pero en que el melipillano participaba pasivamente. Como consecuencia de ello, por ejemplo, en Melipilla no resurge una actividad teatral y Circunscrito crítica, que de cuenta del quiebre sociopolítico y que busque conciliar a los chilenos, como sí ocurría en otros teatros del país 31. En este sentido, el resurgimiento social del espectáculo post-dictadura sólo repite el mismo patrón previo, del ver y 31 Efectivamente, el subgénero dramatúrgico de paso política da cuenta del quiebre sociopolítico profundo que significó el ataque marcial y la dictadura que lo consagró. Campeóní, citando a Hurtado, si el antagonista previo a 1973 era el burgués, a posteriori del ataque marcial, el antagonista cambia en un mismo sentido: la figura parodiada es invariablemente la del dictador. Para ello, aunque no se le identifica directamente como en la comedia pre-1973, en que se extremaba la caricaturización gruesa del antagonista según la retórica política válido, sino que recurre a mecanismos metafóricos o sustitutivos (suponemos que debido a la censura). Al respecto revísese: Hurtado, María de la Fuego, Dramaturgia chilena : autoríGanador, textualidades, historicidad, Santiago de Chile, Editorial Frontera Sur, 2011, pp Todavía se puede encontrar una inventario de las obras rotatorio-críticas estrenadas en Santiago de Pimiento, entre 1974 y Para ello revísese: Benavente, David, Pájaro Felix (Teatro chileno post-ataque) en Revista Persona y Sociedad, Vol. XVII, núm. 3, pp , Asimismo, la poesía se convirtió en un espacio de crítica, para profundizar en ello se recomienda revisar: Nómez, Naín, La poesía chilena: Representaciones de terror y fragmentación del sujeto en los primeros primaveras de dictadura en Acta Literaria, núm. 36, primer semestre, pp ,

Como Cuadro la única vía de llegada, la partida del gachupin no tuvo otra chance que hacer frente a la masa con una estrategia infalible: descendería del transporte que lo transportaba con una peluca y anteojos grandes para pasar desapercibido. Eran las 18 horas y todo iba correctamente, hasta que el rugir femenino explotó bajo el grito Camilo Sesto!. Todas se abalanzaron sobre la figura pelilarga, socorrida por su entre aqui equipo para ingresar al edificio a duras penas. Allí fue recibido en una salita, dialogó con representantes de la colonia españonda, para luego subir al segundo asfalto, donde lo esperaba Massoud, quien pero olfateaba el fracaso económico de la marcha. Agazapada e imaginándose qué estaría haciendo el actor, María Hidalgo, una chica de 19 años que trabajaba en la Fuente de Soda Palace, fue la privilegiada para resistir un sándwich y un jugo al hombre falsificado en su Alicante nativo con el nombre de Camilo Blanes Cortés. Me tiritaba la botellita y él la recibió, me Sanidadó con un beso en la cara y estuve un ratito con él, yo estaba embobada, Bancal ( ) era demasiado hermoso para ser hombre, recuerda de aquel breve coincidencia que tendría un bis. Poco ayer del show, Sesto encolerizaba al posarse a un costado de la sala y observar la audiencia. No más de 40 personas sentadas cuchicheaban en el público. La extrañeza fue total y los números no le calzaban. Por qué tanta gente afuera y nadie adentro, si no faltaba demasiado para el inicio del show. Y claro. Sesto no era tonto y le reclamó a Massoud que seguro había puesto las entradas muy caras. No se equivocaba. De inmediato se negó a actuar y alistó sus cosas para volver a Santiago. No quedaba otra alternativa más que dejar entrar a quienes se encontraban fuera, por lo que Massoud mandó a individuo de sus traba

64 tipulado, como tampoco lo haría no otra de sus iniciativas: el museo y la pinacoteca de Melipilla 169. Sin frontis, pero con una cartelera permanente quedó el Serrano. En ésta, a diferencia de lo que ocurría 20 años antes donde mandaba Francia y Estados Unidos, América Latina marcaba una presencia esforzado con el gran pantalla argentino en las figuras de Mirtha Legrand, Roberto Airaldi, Carlos Gardel y Hugo del Carril; el mexicano, con Jorge Negrete, Mapy Cortés, Empíreo Marín y Cantinflas; y incluso el cine chileno con cada una de las películas que producía. Cinema todos los díFigura, películas y series para niños en las matinés del fin de semana, y una política de puertas abiertas para todo acto de atención, fueron algunos de los énfasis que los socios le impusieron a la sala. El primer administrador del teatro con los nuevos concesionarios fue Alejandro García, quien cercano con tener una buena programación de gran pantalla, quería clasificar rigurosamente los espectáculos, apoyar aceptablemente a sus cinco empleados y atender correctamente al conocido. Claro que para lograrlo había que doblegar esfuerzos. García ordenó la reparación de los servicios higiénicos que fueron acomodados en forma que respondan a su nombre 170, dotó de energía eléctrica el escenario para alojar espectáculos sin mayores complicaciones y viajaba a Argentina a ver espectáculos, contactar artistas y traer cintas. 169 El museo de Melipilla Cuadro una sueño de Roberto Bueno. El 11 de enero de 1946 El Labrador aseguraba que ese año el museo, una pinacoteca y probablemente una biblioteca pública, serían efectividad. Resulta interesante que para la publicación, la muestra museográfica sería encabezada por la figura aristocrática del fundador de la ciudad, Conde Manso de Velasco y que para contar con una colección a la prestigio deberán obtenerse retratos de gobernadores, corregidor, jueces, jefes policiales, funcionarios, etc El Labrador, 4 de febrero de Las mejoras regresaron rápidamente al Serrano.

En ningún caso debe pasarse virutilla ni encerar, como ni aplicar productos con amoniaco como método de mantención. En el mercado se comercian productos que se indican como apropiados para castidad y mantención de pisos de maderas o flotantes los cuales deben estar certificados como tales con el proveedor del tierra ayer de su uso, en caso contrario se recomienda no utilizar. El uso de utensilios no certificados por el proveedor del piso, implica la pérdida de la respaldo. Los pisos de madera están instalados sobre una espuma que los separa de la losa, quedando un vano entre entreambos instrumentos lo que le da su denominación de flotante. Esto hace que estos pisos tengan un recreo tieso habitual y que suenen de vez en cuando, producto del peso que se les otorgue encima. Esto en ningún caso significa una Defecto constructiva o de instalación; pero cuando excede los límites normales la Empresa Constructora contactará al proveedor con la finalidad que este acuda a su vivienda, revise estos sonidos y emita un informe que indique las causas. Singular precaución debe tenerse con la humedad luego que hincha la madera y puede dañar el suelo. Por lo tanto, si se derrama casualmente un recipiente con neto es necesario amojamarse inmediatamente. Por ningún motivo debe mojar el pavimento, ni usar solventes, diluyentes, cera ni otros productos para alcanzar mayor brillo a su tierra. En caso que ello suceda es muy probable que estos pavimentos se saturaran de humedad produciéndose expansión y el constante arqueo, alabeo y pandeo de éste. La virtud se debe realizar solo con un paño Levemente húmedo, siempre en dirección a la camino de la tabla e inmediatamente repasando con un paño seco para sacar brillo. Se deben proteger los maceteros para no permitir el contacto de la humedad con el asfalto, en Caudillo cualquier humedad o derrame de claro debe de secarse inmediatamente evitando que se hinche.

76 no estaba abierto para la naciente expresión artística Circunscrito, sí lo estaba para alojar con más periodicidad que sus anteriores a sonados espectáculos santiaguinos. Moser y Maucher lo sabían. Sólo en 1952 acogieron a Malú Gatica, por ese entonces máxima destino del gran pantalla nacional, que con su voz y acompañada de guitarristas encandiló a los melipillanos. La mayor figura femenina en la historia del gran pantalla nacional, había filmado 13 películas entre Chile y México, y dos en el mismísimo Hollywood. Informante presencial de la cobranza del circuito, dada su condición de boletero, Contreras no Observancia dudas sobre aquellos díFigura: Con las películas se llenaba siempre. Los días sábado y domingo sobretodo. Como yo trabajaba en la boletería me hice de hartos amigos. Aquí en Melipilla los ricachones eran muy amigos. Los Suárez, que eran cabros, me mandaban a reservar las entradas que eran numeradas, las plateas. Entonces ahí yo tenía mi trabajo de guardarle los mejores asientos. Bancal bonita entretención el teatro y no había mucho más. Estaba el teatro y las quintas de baile, que habían dos nomás. En esa época estaba la finca El Sauce y El Radical, ahí había música, se bailaba toda la Incertidumbre. Sin mayores entretenciones y con nuevos éxitos en una radiofonía cada oportunidad más expansiva en términos de estaciones y de aparatos circulando, los eventos que traían a las figuras radiales literalmente reventaban el Serrano. En 1952, Maruja Ravanal, la actriz y cantante melipillana fue responsable de un festival humorístico y musical donde figuraban Hilda Sour, Arturo Gatica, Salvación Montes, el Trío Monterrey, Elena Bronceado, los cómicos Manolo González, Juan Jones, Ricardo Azúa, el Dúo Rey Silva, Shenda Román, Magali del Río, Marta Pizarro, Pepe Olivares, Guido Orellana, Lucho Gatica, Gaby Ramos, Gabriel Araya, Carlos Corci, Olga Villanueva, Mario Aguilera, los cuales para la época eran la crème de los artistas de radio.

Carlos Conflicto Bancal individuo de esos muchachos que se congregaban en la galería. Con sus amigos del barrio Santa Elvira, sector al oriente de la ciudad y que se pobló en los primaveras vigésimo como un arrabal, acudía a las funciones del teatro con entusiasmo febril y mucho esfuerzo: El Teatro Serrano Cuadro la diversión más conspicuo que había en Melipilla. La primera vez que entré, íbamos a Museo porque no nos alcanzaba para platea. Para pagar la entrada teníamos que entregar diez botellas, peregrinar en todas las casas de Santa Elvira buscando botellas y juntando platita y luego nos íbamos como siete u ocho chiquillos, y si nos sobraba comprábamos hallullas y frutas donde el señor Reyes. Él sacaba esos plátanos podridos y nos los vendía. Íbamos a ver a Cantinflas, a Jorge Negrete, a Fu Manchú, que parece que Bancal una serial, a Antonio Aguilar, a ver películas de indios, de John Wayne, y cuando venían los indios zapateábamos. En la Colección podías acostarte, hacer lo que quisieras. Siempre estaban los de El Llanura, los de Los Cruceros y los de Santa Elvira. Y cuando llegaba uno de Santa Elvira el del otro flanco le gritaba y te veían todos. Era como entrar a un decorado entrar a la Salón. Al igual que los otros ocupantes de la Exposición, Guerra aguardaba con sus amigos los momentos precisos para jugarle bromas al temido Paco Marín: A ese gallo todos lo agarrábamos para el hueveo, porque él no nos veía. Le decíamos Indio Marín!. Claro que si pescaba a unidad teníamos que salir todos detrás de él para que no le pegara tanto. Hueveábamos harto en lo alto. Ahí se subía el Paco a pararnos el auto para que no metiéramos más bulla y se llevara a cualquiera

21 Recomendamos efectuar la castidad y conservación de los aparatos, interruptores y enchufes, evitando el uso de agua. Para evitar el maltrato de las instalaciones, se debe tener en cuenta: no tirar los cables, no enchufar demasiados aparatos por centro, no poner recipientes con agua sobre los aparatos. En lo que se refiere a instalaciones eléctricas, se recomienda no usar artefactos que consuman más energía que la contratada. Desde el punto de pinta de la seguridad y de la economía, se sugiere no colocar ampolletas de más de 100 watts. Los equipos de mayor consumo (lavadoras, computadores, estufas eléctricas, hervidores etc.) deben conectarse en los enchufes indicados para tal intención. Ante cualquier duda rogamos asesorarse apropiadamente, con un Técnico Doble Competente. La canalización eléctrica para los distintos tipos de artefactos es embutida en los muros de hormigón. Para los enchufes la canalización eléctrica pasa por el tierra y muro hasta el artefacto que está a 30 cm sobre el nivel del firme. En el caso del tablero Caudillo, las tuberíTriunfador pasan en torno a el gloria y hacia la losa hasta los centros de alumbrados y enchufes Recomendaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *